Diego García, chañaralino pilar en la defensa de CDCopiapó: “Es bonito ver al club avanzar, más para uno que es de la zona”

CDCopiapó sigue dando lucha en la zona alta de la tabla de Primera B. Tras la importante victoria ante Cobreloa en el Luis Valenzuela Hermosilla, los Leones se preparan para viajar a la región Metropolitana a enfrentar a Barnechea, otro rival de liguilla.

Frente a Cobreloa, CDCopiapó pudo mantener su portería en cero y, en 20 fechas, es el cuarto equipo menos batido de la categoría. Parte importante de ese logro es gracias a la defensa, la cual ha sabido mantener una muralla potente pese a las diversas lesiones y las rotaciones que ha tenido que hacer Héctor Almandoz en esa zona del campo.

Uno de los puntos altos en la línea defensiva es Diego García. Nacido en Chañaral y con dotes de pescador, migró con apenas 12 años a Talcahuano a buscar la oportunidad de progresar en el fútbol y potenciar al máximo las habilidades que lo hicieron destacar en la región de Atacama.

Hoy, tras terminar su contrato con la Universidad de Chile el 2020, es uno de los pilares en la defensa del equipo y busca, junto a sus compañeros, el anhelado ascenso a la Primera División.

En entrevista exclusiva con Diario Chañarcillo, conversamos con Diego sobre sus inicios en el fútbol en las calles de Chañaral y su camino como jugador profesional. Además, nos contó sobre su debut en la Universidad de Chile y las lesiones que lo llevaron a buscar su oportunidad en otros clubes, entre ellos CDCopiapó, equipo que ya defendió hace tres años.

ENTREVISTA

P: ¿Cómo fueron tus inicios en el fútbol?

R: Esto comenzó desde que yo era chico. Me gustaba jugar fútbol en las calles de Chañaral y eso era lo que me apasionaba.

A medida que fui creciendo, me di cuenta de que tenía talento y seguí avanzando. Hice las divisiones inferiores en Huachipato y en Antofagasta, hasta llegar a debutar en la Universidad de Chile el 2014, gracias a mi rendimiento en la juvenil.

Después de debutar vinieron los inconvenientes, tuve lesiones y me tuve que operar de ambas rodillas. En el momento en que superé las lesiones, salí a buscar mi oportunidad cedido a otros lugares.

En primer lugar, llegué a Barnechea y después a Rangers de Talca. El 2018, tuve mi primer paso por Deportes Copiapó. Luego, terminé mi contrato el 2020 con la Universidad de Chile y me fui libre a Curicó Unido, donde no tuve mucha continuidad.

Finalmente, me llamó Luis Galdames para ver si podía volver a Deportes Copiapó, lo que me motivo enseguida, ya que soy de la zona y había estado siendo considerado por el cuerpo técnico. Ahora, quiero sumar aquí y aportar en lo deportivo, estoy contento aquí y espero poder tener una carrera más larga en el club.

P: ¿Recuerdas tus primeros pasos en Chañaral?

R: Pasaba todo el día jugando en la esquina de mi casa, mi mamá me iba a buscar todos los días porque yo no me quería entrar, entraba solo a comer y eso era un tema en el hogar. Además, jugaba en los colegios en los que estuve, siempre se formaban equipos y yo participaba.

A los 10 años, empecé a ir a escuelas de fútbol. La primera fue una que se llamaba Audax Italiano y luego me inscribí en un equipo de ANFA que se llamaba Club Deportivo Independiente de Chañaral. Esos fueron mis primeros pasos en el fútbol.

P: ¿Tuviste algunos referentes en tu paso por esos equipos?

R: Todos los técnicos que tuve en Antofagasta y en la Universidad de Chile. En Antofagasta me apoyaron mucho.

Richard Olivares que fue mi técnico en inferiores y después, en la U, el “Relojito” Romero que me llevó a debutar.

P: A nivel general, ¿cómo evalúas tu primera etapa en el club en comparación a la actual?

R: Desde el 2018 hasta ahora ha habido un cambio muy grande en el club en varios aspectos.

Los puntos que más cambiaron son que antes no teníamos la oportunidad de acercarnos tanto a los hinchas y tampoco había tanta disponibilidad de equipamiento.

Si bien han pasado pocos años, el club siempre ha ido en progreso y hoy va a pasos agigantados, sobre todo este año, en el cual se avanzó mucho.

Es bonito ver al club avanzar, más para uno que es de la zona y siempre espera que le vaya bien al club, a la ciudad y a la región.

P: ¿Cómo te sientes en tu rol defensivo? ¿Cómo es la relación con tus compañeros del mismo puesto?

R: Siempre hay competencia, pero la relación es buena y siempre sana. El que juega finalmente es el que está en mejor forma y con mejor rendimiento.

En cuanto al DT, ya me tocó estar con él hace tres años. Tenemos una buena relación y ya conozco el estilo de juego que él quiere. Desde esa posición, he tratado de aportar en lo posible y en base a las decisiones que tome el cuerpo técnico.

P: La línea defensiva ha variado constantemente en esta temporada, ¿cómo evalúas esas rotaciones?

R: En un principio se rotó bastante porque los resultados no se estaban dando. El cuerpo técnico fue buscando las piezas poco a poco hasta que el profe las encontró en una racha que tuvimos de cinco o seis partidos donde ganábamos y empatábamos.

Luego, vinieron las lesiones. Entre los que salieron me tocó salir a mí, a José Tiznado y a Juan José Contreras, también por lesión. Pero ha sido eso, la rotación es más que nada por lesiones.

P: Este equipo se ha caracterizado por reaccionar rápidamente cuando hay derrotas, ¿sientes lo mismo?

R: Si claro. No nos podemos quedar con que perdimos dos partidos seguidos como pasó ahora en el inicio de la segunda rueda. En ese caso, ambos fueron partidos de visitantes y difíciles, pero después nos tocó venir a Copiapó y jugar con nuestra gente. Además, volvieron varios jugadores de lesiones. El equipo estaba con todos sus jugadores y el profe pudo armar el equipo a su pinta.

Por suerte, y gracias al nivel de los jugadores, pudimos volver rápidamente al triunfo.

P: ¿Cómo ha sido tu relación con la hinchada copiapina? ¿son parte importante del rendimiento como local? 

R: En un principio la gente no era muy futbolizada en esta zona, iban harto a desestresarse al estadio, pero hoy en día me siento respaldado por el público.

Hace bastante tiempo que Deportes Copiapó impone en casa y creo que es porque uno se siente local gracias a la hinchada, eso después se demuestra en la cancha con los resultados.

P: ¿Cuál es tu mensaje para esa hinchada?

R: Que nos sigan apoyando. Nosotros trabajamos duro semana a semana y queremos ir siempre por la victoria, por el éxito del club y por ascender.

Está complicado lograr el ascenso de manera directa y campeonar debido a la extraordinaria campaña de Magallanes, pero nosotros lo vamos a dar todo igual, tal como la temporada pasada.

P: Ahora toca Barnechea, ¿cómo evalúas a este rival?

R: Es un rival importante, nos separan apenas dos puntos y están debajo de nosotros en la tabla. Si bien no tienen grandes nombres, si son un equipo muy aguerrido y meten harto. Su estilo de juego es bastante solido y se han sabido mantener en zona de liguilla.

Será un partido muy difícil, más aún en la cancha que se va a jugar, es otro tipo de sintético al cual no estamos acostumbrados.

Nos estamos preparando para estar a la altura y ganar, no queda de otra.

P: ¿Qué te gusta hacer en tus días libres?

R: Me voy a Chañaral con mi pareja y mi hijo. Ella también es de allá y tiene su familia también. Tenemos una cabañita en la playa y cuando tenemos días libres nos vamos para allá.

Me gusta ir a pescar, mariscar y hacer ese tipo de cosas en el mar.

Share on facebook
Share on telegram
Share on whatsapp
Abrir chat
¿necesitas Ayuda?
WhatsApp
Hola!
¿En qué podemos ayudarte?