Rubén Sánchez, formador de cadetes de CDCopiapó: “Es más fácil entrar al fútbol profesional por casa y, mientras esté yo, tendrán su oportunidad”

El histórico DT y formador de cadetes de CDCopiapó, Rubén Sánchez, tuvo la difícil misión de reemplazar a Erwin Duran y tomar las riendas del equipo que enfrentó los dos partidos más importantes del club en toda su historia: los de la Liguilla de Promoción.

Hoy, a varios meses de esa amarga definición, Rubén retomó su labor histórica de formar a jóvenes futbolistas que refuercen al primer equipo del León de Atacama, la cual realiza desde hace más de dos décadas, cuando el club aún se llamaba Regional Atacama.

En entrevista exclusiva con Diario Chañarcillo, Rubén Sánchez nos relata la pasión por su labor realizada en CDCopiapó, las dificultades que trajo la pandemia en su trabajo y la actualidad de las divisiones menores del conjunto copiapino.

El histórico DT y formador de cadetes de CDCopiapó, Rubén Sánchez

ENTREVISTA

P: ¿Qué rol cumple con la nueva generación de jugadores de CDCopiapó?

R: Mi carrera se ha dado con el tiempo, te tiene que gustar y tienes que tener vocación para esto. Luego de haber terminado mi carrera como futbolista, después de 6 años, volví a reencantarme con el fútbol y se me dio la oportunidad de trabajar en cadetes de Regional Atacama con el profesor Wilson Piñones. El trabajo que me enseñó me quedó gustando y así es hasta hoy.

P: ¿Cómo ha sido tu experiencia en esta labor?

R: Ha sido enriquecedora, ya que es algo que me gusta y lo he demostrado con el tiempo. He estado como interino en el primer equipo muchas veces, pero tampoco pretendí quedarme mucho tiempo, esto es lo que me apasiona, lo que puedo entregar a la gente joven. Esta labor es algo que me nace y creo que voy a morir como técnico del fútbol joven.

P: ¿Hace cuántos años cumples la misión formativa en el club?

R: Estoy desde que nació Deportes Copiapó, cuando se llamaba Regional Atacama. Cuando se compro el club y se le cambió al nombre actual, yo pasé con todo al otro lado, hace 22 años aproximadamente, el 2000.

Mi trabajo solo se ha visto interrumpido un año, cuando estuve fuera debido a la administración de Barticciotto. Ese año hubo una administración nueva y yo tuve que salir. Luego de eso, me volvieron a llamar.

P: ¿Cuántos jóvenes están participando en las inferiores?

R: Tenemos alrededor de 250 niños y niñas en las categorías de 13, 14, 15, 16 y 17 años, además de una categoría de proyección, que es la que está mas cerca del primer equipo. Por la parte de las mujeres, tenemos categorías de 16 y 19 años.

Actualmente, estamos preparándonos para salir al fútbol profesional femenino, el cual inicia el próximo mes, estamos inscribiendo a las chicas para que puedan participar en el campeonato.

En total, estamos hablando de ocho categorías en las que se está trabajando.

P: Considerando todas las categorías, ¿se puede considerar que el club tiene un buen piso para las generaciones futuras?

R: Si, pero esto siempre se ha ido interrumpiendo. Nosotros trajimos proyectos grandes desde hace ya cuatro años, los cuales se vieron interrumpidos por cambios administrativos como que la sub-19 dejó de trabajar con nosotros y pasó a ser parte del primer equipo, eso no nos permitió seguir empujando ese proyecto.

Luego vino el tema de la pandemia y eso nos tuvo dos años sin competir en las categorías de 13, 14, 15 y 16 años. Esta situación significó que teníamos una cantidad enorme de niños, de los cuales no pudimos aprovechar su capacidad.

El campeonato en esos años de pandemia fue muy corto, por todo el tema de los protocolos. Fue una tarea muy difícil poder trabajar con los muchachos y fue un tiempo raro en el que no se pudo concretar algo bueno.

En estos momentos, estamos reestructurando los equipos. Hubo una fuga de muchos jugadores que teníamos en las categorías juveniles y que pasada la pandemia ya no quisieron volver el fútbol. A muchos chicos la pandemia los sacó de forma y tomaron opciones diferentes como, por ejemplo, seguir estudiando.

Ha sido muy difícil, pero bueno, ahí estamos, empezando nuevamente y esperanzados de seguir compitiendo en mejor forma. Este año haremos pruebas con el objetivo de tener mejores jugadores para CDCopiapó, ese es nuestro ideal.

P: ¿Cuál es su opinión sobre el trabajo de la institución de Deportes Copiapó con su comunidad?

R: Siempre he sentido que si hay un equipo que hace una labor social dentro de la ciudad, ese es Deportes Copiapó.

Dentro de la vida de los cadetes en el club (6 – 7 años aproximadamente), los chicos van aprendiendo responsabilidades. Nosotros pasamos a ser psicólogos, sociólogos, padres, amigos y entrenadores. En ese proceso, muchos de ellos toman decisiones como ir a la universidad y nosotros sentimos que durante el tiempo que estuvieron en el club, más allá de aprender de fútbol, pueden hacerse personas y lo puedo comprobar con muchos testimonios de los jóvenes que estuvieron aquí.

No es fácil estar con un chico de 15 años, el cual al mismo tiempo tiene la calle, pero cuando están aquí con Deportes Copiapó, tienen la opción de ir al hotel, salir a jugar y sus padres y madres saben donde está, les permite cumplir otras responsabilidades. Esa es una labor social grande y gratuita, aquí no hay costos.

P: ¿Qué mensaje le entregaría a la comunidad y a los más jóvenes que tienen condiciones en el fútbol y quieren llegar a CDCopiapó?

R: CDCopiapó es la vitrina más cercana en la zona para jugar al fútbol profesional. Lo comprobé con muchos jugadores que estuvieron aquí, salieron y se hicieron grandes, que cumplieron sus sueños.

En mi caso personal, tengo a mi hijo que siempre jugó al fútbol, nunca lo lleve a otro lado, debutó aquí y jugó aquí a los 15 años. Luego, buscó su camino y tuvo su oportunidad.

En los momentos malos que tuvo Copiapó, jugábamos con siete u ocho futbolistas de casa a los que se les dio la oportunidad y ahora son profesionales. Es más fácil entrar al fútbol profesional por casa y, mientras esté yo, tendrán su oportunidad. 

P: ¿Cómo aborda las críticas sobre la falta de programación en los alojamientos de los cadetes?

R: No es un tema que dependa de nosotros completamente. En el norte, por un tema de logística, tenemos ordenes de servicio de la ANFP para cubrir los gastos de alojamiento, alimentación y traslado de jugadores, las cuales indican que solo se puede alojar en algunos hoteles. Lamentablemente, cuando nos toca jugar los viernes y los hoteles están llenos, no se puede acceder.

Es un tema complicado, hace poco nos tocaba jugar en Iquique y nos tuvimos que alojar en Pozo Almonte, es un tema logístico que ha sucedido dos o tres veces. Considero que las críticas en ese sentido son injustas, porque nosotros siempre queremos lo mejor para los chicos y que puedan cumplir sus compromisos.

Esperamos que la situación vaya mejorando en el norte, ya que en el sur no hay problemas.

Aprovecho de abordar otra crítica que hay en cuanto a que supuestamente los jugadores no tienen seguros, eso no es verdad. Tenemos un consorcio de seguro, lo cual nos permite llevar a los chicos a la ACHS ante cualquier lesión. Los chicos están con sus seguros al día y nosotros vamos a responder.

El club está buscando cada día más recursos y, si algunos privados o sponsors quieren invertir en nuestros cadetes para que tengan mejores condiciones, las puertas están abiertas.

Share on facebook
Share on telegram
Share on whatsapp
Abrir chat
¿necesitas Ayuda?
WhatsApp
Hola!
¿En qué podemos ayudarte?