Juan Jaime, capitán de CDCopiapó: “El equipo está con una confianza tremenda y los resultados lo han ido potenciando”

El León de Atacama logró una contundente victoria en su último partido ante Fernández Vial y cada vez se define más el estilo de juego que ha querido plantear el cuerpo técnico y los jugadores para esta temporada 2022, la cual promete desde ya a los hinchas copiapinos con un plantel potente y experimentado.

Uno de los pilares fundamentales en la misión de lograr el ascenso a Primera División es el capitán de CDCopiapó, Juan Jaime, jugador argentino que vive su sexta temporada en el club y que logró ganarse el cariño y respeto de sus pares. Este año, se muestra más motivado que nunca en lograr la meta de ascender.

Juan Jaime llegó al club en 2017, cuando CDCopiapó pasaba por un difícil momento producto del aluvión que afectó a la ciudad, no había estadio y le costó adaptarse, sin embargo, se logró sobreponer gracias al esfuerzo y, de la mano de una nueva administración, ha alcanzado lugares impensados para el club, los que ilusionan a toda la hinchada copiapina.

En esta entrevista, podremos conocer las expectativas, metas y motivaciones del capitán copiapino, quien expresó su alegría por el momento que pasa el equipo y por el cariño que le hace sentir la hinchada del León de Atacama.

P: ¿Cómo fueron tus primeros años en el fútbol? ¿Por qué decidiste dedicarte a este deporte?

R: Al principio todo fue por mi padre, el inculcó todos sus sueños que tenía del fútbol en mí, me crio dentro de una cancha allá en Monteros. Me formé en un club llamado Ñuñorco, uno de los más grandes de la provincia de Tucumán, donde estuve desde los 6 a los 13 años.

Después me fui a probar a clubes de Buenos Aires: Boca, Independiente y Lanús. Fueron estos últimos los que me abrieron las puertas para formarme como profesional, adaptarme al mundo del fútbol, conocer personas y entrenarme de otra manera.

Mi sueño de jugar a la pelota lo tengo desde chico, a medida que fui creciendo me di cuenta de que tenía las herramientas necesarias para este deporte.

P: ¿En qué momento y por qué decidiste llegar a Chile y a CDCopiapó?

R: Antes de llegar a Copiapó estuve en un club llamado Talleres de Escalada (tercera división de Argentina), se me terminaba el contrato porque estaba a préstamo y debía regresar a Lanús. Cuando volví había un representante que ya había traído a varios jugadores a esta institución y me recomendó a CDCopiapó, ya que en ese momento estaban buscando a un volante central. A mí me pareció una buena idea, porque yo quería experimentar algo distinto, crecer y ver si estaba preparado para competir en otro país.

Llegué en el 2017 cuando el club no estaba bien. El aluvión había ocurrido hace poco y no teníamos cancha, andábamos dando vueltas por todos lados, parecíamos un poco amateur. En ese momento, llegar y ver que no teníamos donde entrenar fue difícil.

Luego, cambió el presidente del club, llegó Luis Galdames y fue todo distinto. El equipo empezó a crecer, teníamos implementos y al año siguiente habilitaron el estadio. Desde ese momento, el club ha crecido increíblemente y hoy es uno de los más importantes de la categoría en cuanto al plantel.

P: ¿Cómo ha sido tu relación con la hinchada en las seis temporadas que llevas en el club?

R: Siempre me he llevado bien con la gente, ellos valoran mi esfuerzo, a pesar de que el trabajo de mediocampo hacia atrás no es tan visible en la cancha, pasamos un poco desapercibidos, sin embargo, estoy totalmente agradecido con la hinchada, quienes valoran cuando estoy en plenitud para el equipo.

Agradezco todo el cariño de la gente en estos años, el cual ha ido en aumento siempre y me lo hacen sentir. También estoy agradecido con el club por abrirme las puertas.

P: ¿Cómo te sientes dentro de la cancha con tus nuevos compañeros y nuevo técnico? ¿Hay química?

R: Fue difícil arrancar con un plantel nuevo. El año pasado hicimos una temporada estupenda, falto coronarla, pero bueno, tuvimos niveles altísimos y eso permitió que algunos compañeros se fueran a otros clubes.

Era un equipo nuevo, con técnico nuevo y otras ideologías de juego, nos costó adaptarnos. Aparte arrancamos en desventaja en cuanto a la pretemporada, fueron resultados negativos que generaban desconfianza e impotencia. Pero bueno, se logró encarrilar y los chicos ya se conocen, ya saben cómo jugar entre ellos y actualmente estamos bien.

El equipo repuntó en cuanto a lo anímico, en cuanto al juego y en el último partido se pudo visualizar lo que pretendíamos desde el primer momento. Con buenos jugadores los resultados llegan, recién estamos arrancando y este plantel tiene mucho más para dar.

P: ¿Qué sensaciones te quedan en tu rol de capitán y titular indiscutido en estas últimas dos temporadas?

R: Es difícil en los momentos en que el equipo no está bien, porque se viene todo eso a la cabeza y uno piensa en crecer, en andar bien. Ver que todo se derrumba es complejo, el año pasado es difícil de igualar, ojalá podamos hacerlo mejor y conseguir el campeonato o ascendiendo.

Jugamos con un buen marco de público, es bueno para nosotros que la gente se anime y nos vaya a apoyar en los banderazos. Fue extraordinaria la química que se generó el año pasado entre nosotros y la hinchada, me quedo con esas sensaciones bonitas y ojalá este año podamos dar esa corona que se nos escapó.

P: Se viene un partido complicado de visita ante Rangers, ¿cómo están tus ánimos y los del equipo para ese partido?

R: El equipo está con una confianza tremenda y los resultados lo han ido potenciando. Andamos bien, el profe ha encontrado el esquema y los jugadores para ir de menos a más.

El partido ante Rangers es de seis puntos, se vienen cuatro partidos seguidos que van a ser la llave que nos puede llevar a pelear en los primeros tres puestos. Tenemos tres partidos menos en comparación a los que van arriba de nosotros y estos encuentros con ellos hay que hacerlo notar, hay que sacar resultados.

Tenemos un plantel preparado, un buen cuerpo técnico y hay que ir por la victoria para seguir sumando confianza y levantando el nivel.

P: ¿Se puede alcanzar a Magallanes?

R: Si vemos la tabla, se nos arrancó mucho, pero falta todavía. En el fútbol uno nunca sabe lo que pueda pasar y más en esta categoría que es demasiado pareja, cualquiera le gana a cualquiera y todo depende del estado de ánimo. Ellos todavía no pierden y vamos a ver qué pasa cuando empiecen a perder puntos.

Nosotros fuimos de menos a más, tenemos que mantenerlo y mejorarlo. Todavía no llegamos ni a la mitad de torneo, así que depende de nosotros y de lo que queramos alcanzar.

P: En un plano más personal, ¿cómo ha sido tu vida en Copiapó? ¿Qué te parece la ciudad?

R: Al principio vine por un año y, como dije, no era lo que esperaba, me quería devolver. Aparte soy un poco introvertido y me costaba generar lazos de amistad, me sentía un poco solo, era más chico y extrañaba mucho.

Después, con el apoyo de mi familia y del club, empecé a hacer amistades nuevas, me fui amoldando a la ciudad. Actualmente estoy en pareja con una chica copiapina y me siento mucho mejor que hace seis años cuando llegué.

P: ¿Haces algún otro deporte o actividad en tus tiempos libres?

R: Siempre trato de estar haciendo algo para el deporte y para mí, si no estoy entrenando me dedico a la recuperación. Si me duele algo voy al kinesiólogo y hago rehabilitación para estar en óptimas condiciones. No todo es entrenar, si quieres crecer y llegar a otros niveles hay que preocuparse de los mínimos detalles, cuidarse y cuidar tu cuerpo.

Me gusta jugar al tenis, no soy tan bueno, pero si tengo amigos que me acompañar a jugar, nos distraemos y es un lindo deporte. Aparte, hacer otra cosa además del fútbol me desestresa un poco.

P: ¿Algún mensaje para la hinchada que te va a escuchar o leer? ¿Qué les dirías a aquellos y aquellas que quedaron ilusionados el año pasado?

R: Suena un poco cliché, pero les diría que nos aguanten, que nos alienten. Llevo seis años en el club y este año hemos completado un plantel importante en cuanto a nombres, jerarquía, se juntaron muchas cosas y desde que yo estoy nunca vi tanta gente involucrada que se interese en que el club crezca y triunfe.

Les pido que crean y apoyen. Yo estoy todos los días con los chicos y todos queremos dar el máximo por Copiapó. Cada vez que nos tiramos al suelo a disputar una pelota lo hacemos con el alma y vamos a tratar de ir por el campeonato.

Esperamos que nos sigan apoyando como lo han hecho siempre el próximo miércoles, cuando juguemos en casa contra Santiago Morning, nos gusta ver al estadio alentando y gritar todos juntos la victoria.

Fuente: Diario Chañarcillo

Share on facebook
Share on telegram
Share on whatsapp
Abrir chat
¿necesitas Ayuda?
WhatsApp
Hola!
¿En qué podemos ayudarte?